epsys
 

El autoconcepto como técnica de evaluación en pacientes con Insuficiencia Renal Crónica (IRC)

FATIMA MOHAMED
Magister en Problemas y Patologías del Desvalimiento de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales de Argentina.

SUSANA MICHELI
Medico pediatra nefrólogo, Profesora de la Universidad nacional de Tucumán

 

Numerosos psicólogos contemporáneos asignan la denominación de autoconcepto a la "configuración organizada de percepciones de uno/a que son admisibles para el conocimiento". El concepto self es el único atributo propio del ser humano; lo diferencia más de los animales que el propio lenguaje verbal. La variable autoconcepto ha sido y es analizada y discutida por diferentes modelos teóricos en el ámbito del quehacer psicológico.

"

R. Ausubel (1952) 1 , define el autoconcepto como la combinación de tres elementos en cada persona:

  1. El aspecto físico
  2. Las imágenes sensoriales
  3. Los recuerdos personales

Para C. Rogers (1950) 2, el "concepto de sí mismo" puede definirse como la configuración organizada de las percepciones de sí mismo que son admisibles a la conciencia. Para este autor, el autoconcepto supone las características siguientes:

  1. Es conciente; incluye las experiencias y percepciones simbolizadas en la conciencia.
  2. Es una estructura, una configuración organizada (Gestalt).
  3. Contiene percepciones, valores e ideales.
  4. Es una hipótesis provisional que la persona formula acerca de "su realidad", no es para ella toda la realidad.

En términos globales puede afirmarse que hay una fuerte relación entre la imagen de uno mismo y las posibilidades de acomodación y asimilación a la realidad intra-psíquica y psicosocial. Cuando las formas en que un individuo se percibe a sí mismo (sus cualidades, habilidades, impulsos, actitudes, vínculos con otros) son aceptadas en la configuración conceptual del self, ese logro se acompaña de sentimientos de comodidad y libertad de tensión que se experimentan como adaptación psicológica. La desadaptación psicológica surge cuando el autoconcepto no asimila percepciones incongruentes con su organización actual (Lafarge, Corona, Gómez del Campo, 1978). 3.

Casullo opina que el conocimiento sobre las propias limitaciones así como el de las posibilidades, es un factor importante para establecer vínculos objetales sanos en la vida cotidiana de los seres humanos. Explicita que un ilimitado número de variables intervienen en la estructuración de los autoconceptos. Solo señalaremos algunas de ellas:

  1. El nivel de aspiración
  2. Posición del individuo en la estructura
  3. El nivel de aspiración del subsistema familiar
  4. El efecto de los llamados "medios masivos de comunicación"

La técnica de evaluación del autoconcepto de M.Casullo 4 , toma como punto de referencia el cuestionario autoadministrado de Piers-Harris(1964) 5 . Define al autoconcepto como: "las autopercepciones que una persona tiene respecto de los sucesos importantes de su vida"; es decir, es el concepto que de si mismo tiene un niño o adolescente y que va construyéndose a través de las interacciones con el medio social, durante su infancia, y en relación con comportamientos y actitudes de los otros, dando así, origen a actitudes autoevaluativas (cogniciones) y sentimientos (afectos) que tienen importantes funciones organizadoras de la personalidad. El autoconcepto es una variable multidimensional que se operacionaliza mediante 6 indicadores que posibilitan la evaluación:

  • Percepción del comportamiento social
  • Apreciación del rendimiento intelectual
  • Apreciaciones a cerca del propio cuerpo
  • Sentimientos de ansiedad
  • Percepciones a cerca del reconocimiento que otros hacen de la propia conducta
  • Sentimientos de satisfacción o insatisfacción personal.

Se recomienda emplearla con sujetos entre 8 y 18 años . Para los más pequeños existe una escala pictórica. Esta escala ha sido validada en niños sanos, puede llegar a ser un complemento útil de psicodiagnóstico clínico. Es utilizada en tareas de investigación porque brinda una media del autoconcepto. A pesar que puede ser utilizada por cualquier persona se recomienda que esté en manos de un profesional capacitado en el área. El autoconcepto es una variable estable.

En la institución de atención nefrológica-pediátrico de hemodiálisis, surgió la preocupación de los médicos porque los pacientes presentaban indicadores como sentimientos de inadecuación intelectual, ausencia de proyectos, negación de la enfermedad y de los cambios que la misma provoca en su esquema corporal, dificultad para establecer vínculos con pares. Todos los pacientes contaban con apoyo psicológico mensual que consistía de una entrevista individual de contención psicológica y de apoyo al tratamiento de hemodiálisis.

Objetivo

El objetivo de este estudio fue aplicar la técnica de evaluación del autoconcepto con el fin de poder realizar una intervención dirigida a fortalecer este aspecto.

Se estudiaron 22 pacientes bajo tratamiento de HD en edades comprendidas entre los 8 y 26 años que fueron divididos en grupos por sexo y edad: menores de 14 años(a), entre 14 y 21 a y mayores de 21a. Como material de trabajo, se utilizó un cuestionario verbal administrado en forma individual y manual por parte del psicólogo compuesto por 80 ítems divididos en seis subescalas que plantean una opinión o un sentimiento respecto a sí mismo. Se responde SI o NO. Comportamiento(C): 16 items, status intelectual(SI): 17 items, Imagen corporal(IC): 13 items, Ansiedad(A): 14 items, Popularidad(P): 12 items, Bienestar(B): 10 items. Cada una de ellas plantea una opinión o un sentimiento respecto a sí mismo que debe responderse con: SI o NO, no hay respuestas correctas o incorrectas. Fue administrado en forma individual y manual por parte de un profesional psicólogo. La consigna fue: "Acá aparecen una serie de frases que expresan lo que mucha gente siente o piensa sobre sí misma. Voy a leer cada frase y vos decidirás si lo que dice refleja o no lo que sentís por vos mismo". Los ítems se eligen en la dirección de autoconceptos positivos. A mayor puntaje positivo, mayor autoconcepto. Se determinó el percentil de toda la escala y de cada subescala. Los valores promedios se encuentran comprendidas entre 30 y 70.

Las variables seleccionadas para asociar con el puntaje obtenido por cada paciente fueron edad, sexo, edad de comienzo de diálisis, edad actual y tiempo de tratamiento. La evaluación final sobre el autoconcepto se reflejó en un puntaje bruto total y un puntaje percentil. Se computaron las respuestas positivas. Mayor puntaje positivo, mayor autoconcepto. Se utilizó una clave de corrección. Se consideró normal una mediana de 30 puntos. Entre 40 y 50 es óptimo, debajo de 30 subóptimo. Se clasificaron en Alto Autoconcepto (AAC) puntaje entre =>40. Bajo Autoconcepto(BAC).< de 30 y Normal una mediana de 30 a 40

Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal cuantitativo. Se aplicó análisis estadístico simple y de asociación paramétricos y no paramétricos. Test exacto de Fisher y ANOVA.

Resultados

De los 22 pacientes estudiados el 68% fue del sexo femenino. La edad estuvo comprendida entre 8 a 26 años, promedio 17.4 años IC95% (14.6;20.2) . El 43% fueron menores de 14 años; > 14 < 21 el 30% y > de 21 a: 26%.

Los resultados promedios obtenidos en toda la población en cada subescala estudiada, sin distinción de sexo ni edad pueden verse en Tabla 1y figura 1. Observamos que el mejor puntaje lo obtuvieron en comportamiento y el menor en Imagen corporal e intelecto. Respecto a la frecuencia de estos indicadores, con puntaje óptimo o normal también fue mayor con 77% comportamiento, bajando progresivamente el porcentaje en popularidad, ansiedad, bienestar, intelecto e imagen corporal con 23%. Figura 2

Tabla 1. Distribución de los promedios y su IC95% de los puntajes obtenidos en 22 pacientes con IRCT

  PROMEDIO IC
COMPORTAMIENTO 35 (34,86;35,14)
POPULARIDAD 28 (27,89;28,11)
ANSIEDAD 27 (26,86;27,14)
BIENESTAR 24 (23,9;24,10)
INTELECTO 20 (19,87;20,13)
I. CORPORAL 20 (19,91;20,09)

Figura 1

figura 1

Figura 2

figura 2

Se realizó una distribución de las frecuencias de los 6 indicadores, según la clasificación de alta, mediana y baja autoestima. Se observó que 50% clasificó como alta autopercepción en comportamiento y 30% en ansiedad En todos los otros parámetros entre 50 y 77% clasificaron como baja autopercepción. Figura 3

Figura 3

Figura 3

AP o AC: autopercepción o autoconcepto

Al considerar el sexo, se observó que las mujeres obtuvieron mejor puntaje en el ítem C, con un promedio de 37 puntos, le siguieron los ítems popularidad con 29, ansiedad con 27, bienestar con 25 e intelecto e imagen corporal con 21. El puntaje total promedio fue de 27; 71% con (BAC). Clasificaron como AAC en comportamiento el 86 % y como BAC en SI el 60% y en IC 73% . Los varones alcanzaron un puntaje promedio de 23 y el 85% con BAC. El puntaje en comportamiento fue de 30, un 57% con AAC. El puntaje promedio en IC fue de 18 , 85% con BAC. Figura 4 y 5. Tabla 2

Figura 4

Figura 4

Figura 5

Figura 5

Tabla 2. Puntaje promedio e IC 95% de los indicadores de Autopercepción según sexo

 

Mujeres

Varones

COMPORTAMIENTO

37
(36.8; 37.2)

30
(29.8; 30.2)

INTELECT

21
(20.8; 21.2)

20
(19.9; 20.1)

I.CORPORAL

21
(20.9; 21.1)

19
(18.9; 19.2)

ANSIEDAD

27
(26.8; 27.2)

27
(26.8; 27.2)

POPULARIDAD

29
(28.9; 29.2)

27
(26.8; 27.2)

BIENESTAR

25
(24.9; 25.1)

21
(20.9; 21.2)

La población clasificada de acuerdo a la edad estuvo conformada por.

  • < de 14 años: 9 pacientes (43%)
  • 14 a 21 años :7 pacientes(30%)
  • > de 21 años: 6 pacientes (26%)

El grupo < de 14 a, obtuvo un puntaje promedio de 25 y un promedio 33 para comportamiento, 27 para ansiedad, 23 para bienestar 21 para imagen corporal y 20 para status intelectual .

El grupo > de 14 obtuvo puntaje promedio de 25, 57% con BAC. Los promedios en los ítems fueron 34 en C, 29 en P, 26 en A, 21 en SI y B y 20 en IC.

Los > 21ª obtuvieron un puntaje promedio de 27. Los puntajes por cada uno fue 37 en C, 83% con AAC. Mas bajo puntaje en SI (X=20)67% con BAC. Tabla 4

Se estudió asociación entre bajo autoconcepto y edad, sexo, edad de comienzo de diálisis, edad actual y tiempo de tratamiento y no se encontró asociación significativa con ninguna de ellas.

Tabla 4. Puntaje promedio e I.C 95% de los indicadores de Autopercepción por grupos de edades

< de 14 años
n=9

> = 14 hasta 21 a.
n= 7

> de 21 años
n=6

COMPORTAMIENTO

33
(32.8; 33.2)

34
(33.7; 34.8)

37
(36.7; 37.3)

INTELECT

20
(19.8; 20.2)

21
(20.8; 21.3)

20
(19.7; 20.3)

I.CORPORAL

21
(20.8; 21.2)

20
(19.9; 20.1)

20
(19.8; 20.2)

ANSIEDAD

27
(26.8; 27.2)

26
(25.7; 26.3)

30
(29.8; 30.2)

POPULARIDAD

27
(26.8; 27.2)

29
(28.8; 29.2)

30
(29.8; 30.2)

BIENESTAR

23
(22.8;23.2)

21
(20.8; 21.2)

27
(26.9; 27.1)

Figura 6

Figura 6

Discusión

En este estudio donde analizamos 6 componentes del autoconcepto siguiendo a Casullo, comportamiento, ansiedad, bienestar, status intelectual, imagen corporal, y popularidad, observamos que estos pacientes, en comportamiento registran los puntajes más altos. Podría suponerse que a pesar de la pérdida de los vínculos con los pares y el contexto a causa de la enfermedad, no consideran que hay variaciones en su conducta y la consideran adecuada socialmente.

Fue elevada la prevalencia de pacientes con perturbación de la imagen de su cuerpo y de los logros académicos, dos de los aspectos que se ven mas afectados por la enfermedad cuando se inicia en la infancia. Los mecanismos de negación, con frecuencia reforzados por el entorno, afectan no sólo a la percepción del deterioro del cuerpo a causa de la enfermedad, sino que también pueden provocar una inhibición intelectual global. Así, los aprendizajes se ven afectados por una baja autoestima y una simbolización deficiente, culminando en el fracaso escolar.

Los mejores puntajes en los diferentes ítems fueron obtenidos por el grupo de niños más pequeños, los niños del grupo de < de 14 años , parecería que tienen menos conciencia de la enfermedad y de las consecuencias futuras , y tampoco fueron afectados severamente en su aspecto físico.

Los puntajes más bajos fueron obtenidos por pacientes que atravesaban la adolescencia media y tardía, factor que contribuye de manera importante en el resultado debido a la crisis vital que representa. Bertha Blum-Gordillo 6 y colaboradores menciona que el adolescente debe elaborar los cambios, pérdidas y adquisiciones (cuerpo, identidad, sexualidad, apariencia física, atributos de género, relaciones amorosas, amistades y planes futuros). Deben hacer el duelo por el cuerpo de la infancia y el duelo por el cuerpo enfermo, por la invalidez y pérdida definitiva que supone una enfermedad crónica, con una calidad de vida precaria a medida que evoluciona su enfermedad, en un estado de deterioro progresivo de su cuerpo y pérdida de funciones. Hay una regresión potenciada por la dependencia extrema a la máquina, a la familia. El cuerpo polariza la vida entera.

Navarro Torres, Flores Jiménez y colaboradores 7 , realizaron en 2006, en España, una investigación para determinar la calidad de vida de los pacientes pediátricos que se encuentran en hemodiálisis. Difieren con nuestros resultados, porque ellos encontraron que los escolares y adolescentes cuentan con una alta autoestima, con buena comunicación y buena dinámica familiar. Podría considerarse que esta diferencia con nuestra población, radica en la presencia de múltiples factores de riesgo, que en este trabajo no fueron estudiados, pero si en otras presentaciones donde se encontró alta prevalencia de pobreza, marginalidad y escasa escolaridad de los padres. Coincidimos con Navarro Torres en cuanto a la educación. Ellos encontraron un alto índice de deserción escolar, la mayoría de las veces debido a  la sobreprotección por parte de los padres, nosotros observamos además muy bajo puntaje en intelecto en ambos sexos y en los 3 grupos de edades.

Respecto a la ansiedad, Grunberg y colaboradores 8 , señalan que son numerosos los factores relacionados con el desencadenamiento de la misma en los niños sometidos a procedimientos médicos, entre los que se destacan: cambio del ambiente material y humano, sustitución de los padres por personal desconocido y distante, sometimiento del niño a manipulaciones y procedimientos compulsivos que constituyen una amenaza y una violación de la intimidad, la imposibilidad de aprender las causas de su enfermedad que implican los procesos diagnósticos y terapéuticos. El niño y su medio desarrollan la angustia de lo incomprensible de la enfermedad sin causa y se lanzan a la búsqueda de una explicación. Al comparar una población pediátrica con la de adultos de una investigación realizada por J. Muñoz, J. García, R. Crespo de España 9 , sobre la actitud de los enfermos renales sometidos a un programa de hemodiálisis periódicas, por medio de un cuestionario de ansiedad y una escala de depresión en pacientes de 20 años a más de 60, concluyen que la edad se presenta como un factor de riesgo del estado ansioso y depresivo del paciente. Los enfermos sometidos a HD que mantienen una actividad profesional, presentan menor grado de ansiedad y depresión que los que no la mantienen. El apoyo de la familia y amigos es fundamental para mantener un buen nivel de autoestima y por tanto menos ansiedad/depresión. La confortabilidad de las sesiones así como el buen tono de los períodos interdiálisis hacen que los pacientes sientan menos ansiedad y depresión . En nuestro caso el puntaje promedio obtenido en ansiedad fue sub óptimo. Farmer y colaboradores han manifestado que los pacientes adultos con infancia feliz y buenas relaciones familiares presentan menos síntomas psicológicos y de menor intensidad 10.

Parecería que los puntajes mejoran cuando estos pacientes se transplantan, en este estudio no se estudian pacientes con transplante, pero existen bibliografías al respecto. N. Breu-Dejean y colaboradores 11 realizaron en el año 2001, en Francia un estudio donde se investigó las diferencias de adaptación psicosocial en función del estado: "transplantado" o "en espera", sobre 44 pacientes con IRC, donde 24 eran pacientes transplantados y 20 eran tratados por hemodiálisis. Se trabajo a partir de tres indicadores: la imagen del cuerpo, la adaptación social y la estima de sí. Los resultados de la investigación fueron que los pacientes transplantados tienen una mejor imagen corporal y una percepción favorable de su propio cuerpo, pero no se observan diferencias con respecto a la adaptación social ni a la estima de sí mismo en relación a los pacientes en hemodiálisis

Conclusiones

Los varones estarían mas frecuentemente afectados con un Bajo Autoconcepto, obteniendo así el sexo femenino un mejor puntaje en todos los indicadores

En los tres grupos de edades, se observó alta frecuencia de BAC, pero el grupo con mas BAC fue el de 14 a 21 a.

Varones, mujeres, y todas las edades obtuvieron mayor puntaje en Comportamiento y menor en imagen corporal, seguido del status intelectual.

Los pacientes mayores de 21años obtuvieron mayor puntaje en todos los indicadores, le siguió el grupo de menores de 14.

Esta técnica de evaluación reflejó en sus resultados las observaciones previas
 

bibliografía

  1. Ausubel , DP (1952), Ego development and Personality Disorders, Grune and Stratton, New York.
  2. Rogers , C., (1950), Significancia of self-regarding attitudes and perceptions, en: M.L. Reymenth (ed), Feelingos and Emotions, Mc. Graw Hill, New York.
  3. Lafarge Corona, J.; Gomez del Campo , J. (1978), "Desarrollo del potencial humano, Aportaciones de una Psicología Humanística". Trillas, México.
  4. Casullo , M. M. (1988). "El autoconcepto en niños y adolescentes." En M. M. Casullo, M. Aszkenazi, M. y N. L. Figueroa, Las técnicas psicométricas y la evaluación psicológica (pp. 45-80). Buenos Aires: Tekné
  5. Piers -Harris (1984). Children's self -concept scale revised manual , WPS, Los Ángeles.
  6. Blum-Gordillo B, Gordillo Paniagua, Grünberg J. Cap 22 Psiconefrología y Econefrología 465-481.
  7. Navarro Torres L, Flores Jiménez B J, Alvarado Charles N,Castillo Gonzáles RN, Mireles Alemán M, Nuñez Ledesma AV. Calidad de vida en pacientes pediátricos con insuficiencia renal crónica en programa de hemodiálisis. Hospital de Especialidades No. 25. Revista Salud Pública y Nutrición online nª 9 año 2006. (RESPYN) México
  8. Grunberg J, Prego C, Belbuzza S, Fleitas T, Leguizamo G: "Repercusiones psíquicas de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos en nefrología pediátrica" cap 4 :47-59
  9. Muñoz, J, García Crespo R. "E studio de la ansiedad y depresión de enfermos en hemodiálisis". C lub de hemodiálisis "Perpetuo Socorro", Servicio de Nefrología. Hospital Universitario "Reina Sofía" de Córdoba. España.
  10. Farmer CJ, Bewick M, Makilen : "A family oriented supportive approach to dialysis and renal transplantion in children". Ed. Plenum Medical Book. New York, 1981
  11. Breu-Dejean N, Sudres J. L., B. Rogé and L. Rostaing (2001). "Événement greffe et adaptation psycho-sociale : étude de sujets dialysés versus greffés. Impacts after renal transplant on psychological-social adjustment". Francia
Bookmark and Share
inicio l aviso legal l contacto l mapa web

Creative Commons License

Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License

epsys 2009