Primera parte de la ciencia psíquica | Para aumentar en el investigador la calidad de sus significantes singulares

Hans Leandro Castañeda Pidiache
Estudiante de Psicología * | Fundación Universitaria Los Libertadores | Bogotá | Colombia

Resumen

Muchos buscan respuestas afuera, investigando algún fenómeno del común, tal vez hay respuestas, pero estoy seguro de que no son las únicas ni las más importantes, por lo tanto, buscar las respuestas que en verdad deben ser encontradas es para aquellos que se convierten en su propio objeto experimental y revolucionan la ciencia del momento con sus investigaciones que incitan a la crítica constructiva.

Este artículo presenta un nuevo postulado que permite completar el psicoanálisis con su propio modelo matemático y rescatar su método para poder crear una ciencia psíquica, donde los significantes singulares aumentan su calidad desde una pulsión de vida para mejorar la forma como la psique procesa información del ambiente. De esta manera se pretende ayudar a los investigadores avanzar con la construcción de su proyecto de manera más clara y tranquila.

Esta ciencia psíquica se justifica desde el positivismo con su propio modelo matemático, para observar de manera objetiva que todo organismo psíquico hablante durante la sublimación disminuye la presencia de angustia y aumenta la calidad de los significantes singulares, este es el patrón de relación fundamental para entender los individuos en lo cuántico. El investigador podrá observar en esta nueva ciencia psíquica, al inconsciente pasar de la lógica subjetiva a una lógica singular y direccionar la pulsión libidinosa.

Planteamiento del problema

El investigador psicoanalítico considera que el psicoanálisis se instruye con un enfoque epistemológico “más cercano a posiciones filosóficas como la existencialista, la hermenéutica, la dialéctica o la gran diversidad de visiones de la posmodernidad” [1]. Freud considera que el psicoanálisis se puede instruir desde el positivismo y piensa en la invención de una ciencia psicoanalítica que explique la fisiología de la singularidad del inconsciente en la dinámica de los organismos psíquicos; lo anterior era el deseo del neurólogo Freud con el psicoanálisis, quien lo consideraba “como un quehacer científico que implica por lo tanto un método experimental” [2], desde el método se utiliza la técnica de asociación libre, para investigar los significantes singulares del inconsciente.

El método psicoanalítico fue refutado por el racionalismo “en un simposio realizado en Washington en 1958” [3], quedando como falso método por no explicar la existencia de la singularidad inconsciente en los organismos psíquicos, de esta manera Freud experimentó el fenómeno de la crítica por parte de la comunidad científica.

El fenómeno de la crítica por parte de los científicos a teorías incompletas por falta de lenguaje matemático, permite observar que las teorías son completadas por otros autores y llegan a su reconocimiento científico. No solo el psicoanálisis ha sufrido el fenómeno de la crítica, también el padre de la entropía o segunda ley de termodinámica, Boltzmann es un ejemplo detallado de lo que puede pasar cuando la comunidad científica no le cree al científico sus significantes singulares ni su lenguaje matemático; en aquellos tiempos los átomos eran criticados por la comunidad científica, Boltzmann no soporta las críticas de la ciencia y termina suicidándose, pero dejo el modelo matemático de la entropía “lamentablemente, no llego a enterarse de que solo un año antes un joven físico llamado Albert Einstein había hecho lo imposible: había escrito el primer apartado que demostraba la existencia de los átomos” [4].

Freud a diferencia de Einstein, no logra convencer con su ecuación al mundo científico, en cambio Einstein inicia y completa su propia teoría de relatividad especial, creando por si solo una nueva ciencia física que no pertenece ni a la física mecánica ni a la física cuántica; esto mismo pasa en el psicoanálisis, Freud innovo el tratamiento clásico dejando atrás el trato que le daban los profesionales de la salud mental a los enfermos. Por esto el psicoanálisis no pertenece a ninguna ciencia de la salud mental, porque crea su propia ciencia para tratar a los enfermos mentales. En la física relativa Einstein hace uso de las bases de la física clásica o mecánica para crear un nuevo postulado físico que se parece un tanto a la física cuántica, pero que no tiene nada que ver con ella, igual Freud hace uso de la ciencia de salud mental clásica para crear un nuevo postulado de salud mental, y aportar el buen trato que se debe dar a los enfermos mentales, por esto se parece un tanto a la psicología moderna, pero no le interesa nada que ver con ella.

Si entienden que todo lo que no se ve, maneja una lógica matemática que no es fácil de entender, se darán cuenta de la lógica en la que se encontraban Freud por querer demostrar la existencia del inconsciente; Boltzmann por imaginar el deterioro de los átomos y Einstein por explicar la velocidad de la luz. Esta lógica matemática también es evidenciada en la microbiología, donde las células se multiplican por división. Como se pueden dar cuenta, los patrones de la realidad manejan un lenguaje matemático y una dimensión lógica que no se parece nada a la lógica conocida; desde esta singularidad matemática habla el psicoanálisis.

El antecedente que más se ajusta al fenómeno de la crítica que experimento Freud por parte de la comunidad científica, es la teoría de los campos de fuerza de Michael Faraday quien al igual que Freud, le faltaba expresar en el lenguaje de las matemáticas su evidencia para evitar las críticas de la comunidad científica del momento, evidencia que fue dada después de muchos años, gracias a que el matemático “Maxwell tenía un objetivo claro: expresar los revolucionarios hallazgos de Faraday y sus campos de fuerza mediante ecuaciones diferenciales precisas” [5], esto sucede porque a diferencia de Faraday, Maxwell sabía que “Newton había inventado el cálculo infinitesimal, que se expresaba en el lenguaje de las ‘ecuaciones diferenciales’, que describen como los objetos experimentan cambios en el espacio y el tiempo” [6].

Gracias a que esta teoría logra ser completada, hoy en día los campos de fuerza “son las fuerzas que impulsan la civilización moderna, desde los bulldozers eléctricos a los ordenadores, los iPods y la Internet de hoy” [7].

Como no se logró dar lenguaje matemático al psicoanálisis en la historia de Freud, este quedo en un enfoque de epistemología hermenéutica, interpretado por el sujeto emocional que investiga la singularidad del núcleo del ser; también es rescatado por sus sucesores de la salud mental como lo son la psicodinámica y la antipsiquiatría, porque lo usan en la práctica clínica al observar junto con el paciente desde los significantes singulares a los significantes subjetivos, “la investigación en el psicoanálisis es parte de la práctica clínica del psicoanalista, es decir, que la clínica psicoanalítica es también una intensa actividad de investigación en la que trabajan paciente y analista” [8], esto quiere decir que el analista y el analizado mantienen durante la transferencia, acceso a información que se va procesando con claridad en la asociación libre con un aumento en la calidad del discurso.

El paciente empieza a ser sujeto cuando se integra en la sesión psicoanalítica con significantes subjetivos y deja de ser sujeto cuando los significantes se vuelven singulares. Siguiendo esta línea de coherencia, el psicoanálisis como modelo de investigación, permite abrir paso a la incursión de la singularidad [9], porque fue desvinculada en el primer método científico creado por Aristóteles en su metafísica, después gracias a Francis Bacon la singularidad se incursiona en su método inductivo, siglos después Freud la rescata en el psicoanálisis cuando incursiona la voluntad en los escritos de Schopenhauer, para interpretar el núcleo del ser del inconsciente que al igual que la voluntad también es singular por su lado social.

Como no hay una escala matemática que pueda explicar los resultados desde lo cuántico, se ha vuelto complejo evidenciar patrones que permitan determinar una relación directa de la interpretación que hacen los significantes singulares a los significantes subjetivos, porque en todo organismo psíquico su experiencia con la realidad es única y la investigación a su problema es lo que lo diferencia de los demás.

La escala matemática que se propone en este artículo puede funcionar en todos desde la ansiedad, porque manifiesta el “conflicto que implica la vida psicológica; este conflicto es permanente y su fluir constante, así como los mecanismos de su resolución, constituyen uno de los fundamentos básicos de la vía hacia la maduración o del camino hacia la patología” [10]. Desde lo cuántico se evidencia desequilibrio en la dinámica psíquica, porque “la ansiedad no es cualitativamente diferente para la persona que denominamos normal de la del neurótico o el psicótico. La diferencia es básicamente cuantitativa; en un momento dado, empero, la confluencia de cambios cuantitativos determina cambios cualitativos. El manejo de las situaciones y su calidad es lo que eventualmente conduce a la estructuración o al rompimiento de la personalidad” [11].

La ansiedad prevalece de manera inconsciente en el ADN de todo organismo psíquico, y se alimenta por factores externos para despertar patologías o habilidades, permitiendo la sublimación o daño prolongado por el mal direccionamiento de la pulsión libidinal, utilizada por el goce de los deseos cuando se expone a la realidad subjetiva del ambiente, por eso “uno de los fenómenos definitorios de la esencia humana, lo constituye la ansiedad, cuya presencia ciertamente permea el estudio de la psicología dinámica” [12].

La psicología dinámica permite rescatar la singularidad del inconsciente, en el método del psicoanálisis y reinventarlo, proponiendo “la teoría instintiva, que constituye un puente entre lo que artificialmente denominamos ‘psicológico’ y lo que llamamos ‘biológico’” [13]. También rescata la transferencia, porque hace parte del método de investigación para interpretar el inconsciente singular y la ansiedad del sujeto hablante; por eso el psicoanálisis es considerado un “procedimiento de investigación que tiene como objeto de estudio los procesos psíquicos inconscientes originarios de la sesión analítica” [14].

Este rescate de la singularidad también se evidencia en la antipsiquiatría, porque busca mejorar la calidad del discurso e incluir al organismo psíquico como investigador, los antipsiquiatras “plantean una antítesis interesante a las tesis de la psiquiatría clásica, y a su cortejo de opresiones hacia el enfermo” [15].

En sesión el objeto de estudio se centra en lo singular del inconsciente, al preguntar por el problema de investigación se permite al paciente investigador, transferir la singularidad y subjetividad por medio de la asociación libre de sus significantes, aclarando el problema a solucionar; no hay que creer que solo se va a sesión cuando los problemas son emocionales, también es bueno asistir cuando los problemas son de investigación profesional, porque en la sesión se procesa información subjetiva que se ha absorbido durante la vida y es gracias a la transferencia con el psicoanalista, donde la asociación libre del investigador evidencia en el discurso aumento en la calidad de los significantes singulares.

Jardim y Rojas[16] en su artículo nos hablan de dos modelos de investigación psicoanalítica independientes entre ellos, como propuesta de la Comunidad psicoanalítica y académica, en el primer modelo se retoma el método de investigación psicoanalítica de Freud, el segundo modelo pretende integrar en la investigación psicoanalítica métodos de las ciencias de la salud mental, dejando atrás el método del psicoanálisis; otra propuesta que se le puede hacer a Jardim y Rojas sería integrar el método psicoanalítico y combinarlo con el método cuantitativo como un método mixto que permita una relación interdisciplinaria de las ciencias.

Gracias a la funcionalidad de lo singular inconsciente posible de evidenciar en el método cuantitativo, se podrá dar paso a una ciencia psicoanalítica con su propio modelo matemático, para el buen uso de la investigación en la práctica clínica de las ciencias de la salud mental y lograr prevenir el uso de fármacos en los niños, jóvenes, adultos y mayores; la ciencia de la salud mental utiliza la medicina y la tecnología en la paradoja del bienestar inmediato o placebo para prevenir síntomas; en cambio el psicoanálisis quiere ponerse a trabajar en una cura porque los instintos cuando son sublimados, si modifican e inhiben o corrigen genes sin necesidad de farmacología. Superando de esta manera, las barreras éticas que han estorbado el progreso de cuantificar el análisis psíquico. La diferencia entre inhibición y síntoma es “la inhibición no siempre tiene una implicación patológica; puede corresponder a una restricción normal de una función; y se refiere a la disminución simple de una función, en tanto que el síntoma implica un cambio no usual o un fenómeno nuevo que se origina en el” [17].

Retomando la esencia del psicoanálisis, se presenta lo que significaba para su creador. Por lo tanto, se reitera el modelo descrito por Freud, en el que el tratamiento y la investigación psicoanalítica caminan juntos y uno es consecuencia del otro, Según Freud (1923 [1922] 1976c): “Psicoanálisis es el nombre de: a) un procedimiento para la investigación de los procesos mentales que son inaccesibles por otros medios, b) un método (basado en esta investigación) para el tratamiento de los disturbios neuróticos y c) una colección de informaciones psicológicas obtenidas a lo largo del transcurso y que gradualmente se acumula en una nueva disciplina científica” [18]. Freud menciona la construcción de un método de investigación que le permitiera la creación de una disciplina científica, pero en esos tiempos, hablar de psicoanálisis era tan nuevo que su complejidad, despertó revuelo en el mundo científico.

El planteamiento del problema en este artículo, es demostrar que se puede completar el método psicoanalítico con su propio lenguaje matemático y la solución que en este artículo se propone, es integrar el método psicoanalítico con el método cuantitativo para crear un nuevo método mixto y dar paso a un psicoanálisis científico, que se encargue de investigar la calidad de los significantes singulares con un modelo matemático donde el organismo psíquico, será clasificado con escalas de bienestar excluyendo la connotación negativa que genera malestar como paciente o enfermo.

Es evidente que investigadores cuantitativos no se incursionan con el método del psicoanálisis, en cambio los investigadores cualitativos se han incursionado con la investigación psicoanalítica, creando un método mixto para la obtención de resultados que desencadenan en nuevas teorías clínicas que hoy son el soporte de nuevas corrientes de la salud mental, por ejemplo: Erich Fromm “uno de los primeros integrantes de la Escuela de Frankfurt, fue uno de los pioneros en vincular al psicoanálisis con la investigación social” [19] y de esta manera nació el psicoanálisis humanista.

Gracias a la metodología mixta, el método de investigación del psicoanálisis en su camino para convertirse en ciencia, permite a cualquier investigador interesado en el tema, observar que la necesidad de un modelo cuántico no creado hasta el momento, puede explicar la fisiología singular del inconsciente por medio de la calidad del discurso o de sus significantes singulares; por eso en este artículo se toma de manera sería la integración del método psicoanalítico con el método cuantitativo, para dar paso a la ciencia psicoanalítica desde un nuevo método mixto.

Marco teórico

Metapsicología

Simón Brainsky, en su libro Manual de Psicología y Psicopatología Dinámicas dice que en 1911, la“metapsicología fue utilizada primeramente por Freud para referirse a una concepción biológica de la psicología y, posteriormente, para designar una psicología comprensiva” [20], su definición “constituye una construcción teórica, hipotética, referida a que para poder entender un fenómeno psíquico (en realidad, cualquier fenómeno vital), es necesario enfocarlo desde, por lo menos, tres puntos de vista, tres abordajes psicoanalíticos” [21].

Punto de vista dinámico

Busca el control de la homeostasis psíquica reprimiendo con censura ideas que no deben ser elaboradas porque el contenido genera malestar, pero si el contenido genera bienestar no habrá represión; “el abordaje dinámico implica la noción de irritabilidad y respuestas a estímulo; la de intercambio constante de fuerzas, pensamientos encontrados y en pugna, en términos de carga y descarga. Establece ya que determinados contenidos no logran penetrar a la conciencia (represión primaria) o son expulsados de ella (represión secundaria) por censuras” [22].

Todo organismo psíquico maneja una dinámica represora de pensamientos que generan malestar desde la ansiedad por ello es importante mantener un control de los deseos reprimidos del ello “En tanto que hay vida psíquica, el conflicto es inextinguible. Por otra parte, conflicto no es sinónimo de patología; puede originarla según su propia naturaleza y la forma como las funciones de la personalidad lo elaboran” [23]. Por lo tanto este conflicto, deriva en malestar desde la represión “conjunto de operaciones defensivas por las cuales una serie de impulsos instintivos, anhelos, tendencias, pensamientos, fantasías o ideas, que serían inaceptables para las agencias censoras de la personalidad” [24] y puede “contribuir a que una persona se haga neurótica, en tanto que en otra pueden actuar como factores que impulsan la creatividad artística o científica” [25] y ayudar al bienestar psíquico desde la sublimación. Después de que el aprendizaje se vuelve explícito las normas sociales afectan la interacción de los instintos, reprimiendo todo deseo libidinoso aprendido implícitamente y sublimado en acciones positivas “las ideas y emociones expulsadas son confinadas al inconsciente pero no se extinguen; buscan una y otra vez la descarga sustitutiva, fenómenos de eterno regreso, que Freud denomino el retorno de lo reprimido” [26].

El aprendizaje implícito

Freud mostraba una teoría donde el inconsciente es el mejor amigo del niño, porque lo protege durante el aprendizaje implícito “el aprendiz ni tiene conciencia de lo que aprende ni tiene intención de aprender aquello en concreto” [27] y es sujeto de los daños, que hacen los estilos de crianza en padres no asertivos, según Brainsky “La teoría psicoanalítica concede especial importancia a las primeras relaciones interpersonales, a los primeros patrones de interacción humana, que se convertirán en el modelo de las influencias ulteriores” [28].

Gracias al aprendizaje implícito “Lo singular del ser humano es más auténtico y evidente, mientras mayor sea su madurez y su sanidad, su salud mental” [29]. El niño tolera la angustia y relaciona sus significantes singulares con la subjetividad “forma ontológica de lo psíquico cuando pasa a ser definido esencialmente en la cultura, a través de los procesos de significación y de sentido subjetivo que se constituyen históricamente en los diferentes sistemas de actividad y comunicación humanas” [30].

En el contexto cultural de hoy en día, las enfermedades mentales congénitas son provocadas por el ambiente, por esto los mecanismos de defensa inconscientes en el niño revierten el malestar de un abuso en neurosis o histeria, siendo las únicas defensas que tienen ante los significantes subjetivos que contaminan los significantes singulares “La histeria y las neurosis, en general, constituyen defensas contra ansiedades más arcaicas y potencialmente más desintegradoras de la personalidad” [31], logran salvar niños de la esquizofrenia y psicopatía. El significante sirve “para expresar el síntoma, ya que el síntoma responde a la estructura misma del lenguaje, que impide la significación” [32].

Punto de vista económico

Se relaciona a la cantidad de energía que utiliza el deseo para no ser censurado por la represión del organismo psíquico “en el contexto del punto de vista económico se ubica una serie de términos y conceptos, entre los cuales se destacan el de energía psíquica, que corresponde a la magnitud del impulso que acompaña a cualquier idea o representación mental; libido: se refiere a la energía del instinto sexual; interés: la fuerza de los instintos del Yo; catexia: carga de energía con la cual se revisten las situaciones y las relaciones objétales, sean estas interna o externas” [33].

Lograr eliminar la mayor cantidad de estímulos permite al organismo psíquico un control en su dinámica “de esta tendencia general al equilibrio homeostático surge lo que Freud denomina el primer principio del suceder psíquico’ el principio del displacer-placer: a mayor carga, a mayor tensión, el organismo viviente experimenta mayor displacer y a mayor descarga, a menor tensión, experimenta mayor placer” [34], en palabras sencillas entre más estímulos procesa la psique en el ambiente más malestar experimenta el sujeto, ejemplo: el niño en la angustia señal llora cuando tiene hambre “La libido busca su satisfacción, pero es represada; se descarga, entonces, como angustia” [35] y entre menos estímulos procesados, habrá bienestar psíquico, ejemplo: niño tranquilo.

Este principio nos permite entender el conflicto de la ansiedad que forja el carácter en la personalidad del niño, “en 1920, Freud asume que en los primeros meses de la vida el infante es regido casi totalmente por el principio del placer; posteriormente, y sobre la base de frustraciones y gratificaciones adecuadamente dosificadas, el principio de placer se complementa con el principio de realidad (segundo principio del suceder psíquico), que implica capacidad de espera, de aplazamiento y, por lo tanto el comienzo del proceso del pensamiento” [36], en el organismo psíquico, según fundamentos de la teoría psicoanalítica de Freud, en el subconsciente o segundo estado de la mente se crean “los símbolos, ideas y conceptos que proporcionan a lo inconsciente la posibilidad de vehiculizar sus contenidos” [37].

Punto de vista Topográfico

Estudia el aparato psíquico a través de una dimensión espacial virtual. Se consideran en el tres estratos o espaciales ideales” [38]. La dinámica psíquica para que la consciencia pueda procesar con claridad la información, según Freud solo fluye en dos estados mentales “sistemas operativos: 1) sistema inconsciente (Sistema Inc), regido por el proceso primario, con energía continuamente móvil; y 2) el sistema preconsciente-consciente (Sistema Prec.-Cc), gobernado por el proceso secundario y caracterizado por sistemas de carga fijados y ligados a representaciones ideativas, lo que permite que se estructure el pensamiento lógico” [39].

El niño empieza a interrelacionarse con sus padres por medio del lenguaje implícito, lo reprimen poco a poco hasta sublimar sus instintos más puros del ello, que le generaban el conflicto en la dinámica psíquica que se está formando como personalidad para afrontar futuras situaciones de ansiedad:

el inconsciente se rige por una forma operativa de funcionamiento que Freud denomina proceso primarioy que se caracteriza por una energía continua, fluida, móvil y no ligada, que preside la vida de los niños y la infancia de los pueblos. A medida que se va desarrollando el niño, el proceso primario es complementado y hasta cierto punto reemplazado por el pensamiento de la lógica formal, que corresponde al llamado ‘proceso secundario, determinado por energía fija, ligada, lo que permite la creación de los símbolos, de los pensamientos, de los recuerdos” [40].

El inconsciente del niño, durante la interacción de sus significantes con el ambiente, solo se quiere expresar singularmente para funcionar ante la agudeza sensorial de sus sentidos, los instintos son reprimidos de manera natural por el bienestar del niño y cuando crece los instintos se subliman por la subjetividad para el bienestar del sujeto y de los nuevos significantes subjetivos del aprendizaje explícito “el aprendiz tiene intención de aprender y es consciente de qué aprende”, [41] para identificarse con una verdad que es subjetiva.

Punto de vista Estructural

Complementa el punto de vista topográfico y es donde el conflicto entre conciencia y el yo refleja en el sujeto angustia capaz de crear malestar en el organismo psíquico por desequilibrio en la homeostasis; equilibrio dado por la ansiedad durante el vínculo implícito, donde se moldeaba el temperamento en el carácter de la personalidad, ahora en el vínculo explícito se convertiría en discurso transmitido desde la moral “paulatinamente Freud se da cuenta de que el abordaje topográfico se hace, en algunos aspectos, insuficiente, en el sentido de que el conflicto dinámico casi se plantea en términos del ‘Yo’ como sinónimo de conciencia, frente al inconsciente. A través del trabajo clínico Freud se percata de la existencia de funciones yoicas no conscientes” [42].

De las tres fuerzas “dotadas de energía dinámica” [43]: ello, yo y superyó, se profundizará solo en el ello.

El Ello

Se define el Ello como la suma total de las tendencias instintivas. Ahora bien, en biología el concepto de instinto alude a patrones de conducta heredados. En la psicología clásica se refiere a lo que no puede ser modificado por el aprendizaje” [44], anteriormente se mencionó uno de los objetivos del psicoanálisis es la creación de una ciencia biopsicológica interpretada en el sujeto social, que sublima sus instintos para el bienestar del sistema nervioso que se interrelaciona con la cultura, permitiendo de esta manera dar funcionalidad a los estímulos externos e internos, estos últimos “tienen una representación mental denominada fantasía inconsciente” [45] que impulsa a los instintos a desarrollar una mejor percepción de los sentidos, “es a estos impulsos internos a los que se denomina en la teoría psicoanalítica ‘instintos[46].

En este artículo, la energía eléctrica transformada por el impulso interno o fantasía inconsciente se manifiesta en el aumento de la calidad del discurso donde los significantes singulares direccionan la pulsión libidinosa o “energía de los instintos sexuales” [47], porque “El inconsciente corresponde al estrato virtual más profundo del aparato anímico. Sus contenidos no llegan directamente a la conciencia. Se sabe de su existencia por inferencia, es decir, a través de sus manifestaciones, de la misma forma en que se conoce la existencia de la energía eléctrica a través de la luz, el calor, etc.” [48].

Los instintos son fuentes de conciencia para que todo investigador pueda acceder de manera consciente, en ellos se esconde la realidad de una inteligencia natural, aunque persista dentro del organismo psíquico, estará ausente para él, debe hacerse hincapié en la representación mental del instinto (representante ideativo) porque gracias a ella toda la teoría instintiva deviene un eslabón y un punto de unión entre lo que llamamos artificialmente biológico y psíquico[49].

El Yo

En términos freudianos se puede decir que es “el decantado de catexias de relaciones objétales introyectadas y abandonadas como estructuras. El Yo está constituido por identificaciones y funciones conscientes e inconscientes” [50]. En palabras sencillas es la actitud con la que se afrontan las situaciones tanto internas como externas.

El Superyó

Alrededor del tercero a quinto año de vida, para Freud y más tempranamente para otros autores, y como parte del proceso de sedimentación y elaboración de la problemática edípica. Se establecen en el yo identificaciones muy intensas, cuya energía se deriva de la disolución de las catexias de objetos ligados al Edipo. Estas identificaciones incorporan las figuras paternas y, con ellas, los valores familiares y sociales” [51]. Es aquí donde se evidencia si la comunicación asertiva fue bien instruida durante el aprendizaje implícito y explicito.

Primera teoría instintiva

Después de que Freud complementa el punto de vista topográfico con el punto de vista estructural, da paso a la creación de su obra con tres teorías instintivas, cada una daba la “visión global de conflicto biopsicologico” [52], la primera teoría “se basa en la postulación de un grupo de instintos que reunió bajo la denominación de instintos sexuales’, dotados de una energía que llamo libido, frente a otro grupo instintivo, más cercano a la consciencia y a las modificaciones de la experiencia, aglutinado en la concepción de instintos de Yo o instintos de autopreservación a los que inicialmente adjudica también una energía propia que llama interés” [53].

En esta primera teoría se pudo evidenciar el conflicto desde la observación clínica, la represión del deseo libidinoso impide la descarga de energía dejando al Yo que encuentre “su camino de salida a través de vías de compromiso psíquicas, somáticas o combinaciones de ambas” [54], permitiendo la patología, cuando el conflicto no sea tolerado por la ansiedad de la personalidad “En este momento los fenómenos patológicos y, en particular, las neurosis, se plantearían como conflictos entre el Yo y el Ello” [55].

Cuando el conflicto al que se expone la ansiedad deteriora la personalidad, es porque logra la satisfacción de los deseos del instinto del ello, desencadenando perversión, pero cuando se reprime “el cuadro clínico corresponde a la neurosis” [56],dejando ver que “la neurosis es la defensa contra la perversión” [57]. Su definición encontrada en el libro de Simón Brainsky es “El término de neurosis se refiere a un grupo de enfermedades mentales menores, en comparación con las psicosis” [58], podemos distinguirla con sus características positivas tales como “la presencia constante de la angustia y por la utilización masiva de mecanismos defensivos contra esta” [59].

En la segunda teoría instintiva Freud postula “una sola energía, la libido que comprende el interés, la agresividad secundaria, la sexualidad. Etc., y las variantes están dadas por su distribución económica. Parte de la energía psicológica (libido) se encuentra en el propio yo libido narcisística y parte se distribuye en los objetos del mundo externo objetos externos y en sus representantes dentro de la personalidad misma (representaciones internas de los objetos) libido objetal [60]”.

Pulsión

Freud redefine la pulsión en “la tercera teoría instintiva se conceptualizaría en términos de que la vida del ser humano es el resultado de dos tipos de fuerzas pulsiones en un continuo inter juego. La una llevaría al hombre a la progresión, hacia adelante, hacia lo complejo, hacia lo más rico y contradictorio. Este conjunto lo agrupa bajo el nombre de ‘instintos de vida’ y ‘eros’, equiparado aquí con libido, a su energía” [61] no sexualizada por el infante y que el inconsciente reprime.

Cuando nacen los organismos psíquicos se configura la angustia, evidente en el vínculo implícito de padres-hijos, “Freud sugiere que el acto de nacer puede ser considerado como la experiencia en la cual se establece la angustia primaria” [62],solo en esos momentos de la vida se configura la lógica singular del inconsciente, que permite dar conciencia de equilibrio a sus padres, quienes ya están sumergidos en una realidad limitada, donde no gobierna la singularidad del inconsciente, sino la subjetividad de la conciencia presente de la angustia, que “implica la ruptura brutal de la homeostasis” [63], acelerando todos los días la fuerza de la segunda pulsión que es tanática y “empujan al individuo hacia atrás, hacia la regresión, hacia lo repetitivo” [64], permitiendo acelerar el envejecimiento “los biólogos dicen que el envejecimiento es la acumulación gradual de errores genéticos en nuestras células y genes, de modo que la capacidad de funcionamiento de la célula se deteriora lentamente” [65], en esta parte de la pulsión se entiende “lo destructivo y tanático y la agresividad al servicio del Yo, regida por el principio de displacer-placer-realidad, que permite defenderse de los peligros internos y externos que reafirma la asertividad” [66].

Sublimación

Freud redefine la sublimación y la incorpora para analizar si la dirección de las pulsiones se satisface de manera placentera (satisfacción positiva) o de manera de goce (satisfacción negativa) y así orientar la dirección de la pulsión de vida, porque la sublimación en términos freudianos es “una desviación de las fuerzas pulsionales de sus metas, y su orientación hacia metas nuevas” [67] y es el único mecanismo de defensa que sirve para curar. “La sublimación corresponde a un mecanismo inconsciente de adaptación por medio del cual el Yo canaliza y refina derivados instintivos, ideas, intereses y pensamientos, hacia fines personal y socialmente aceptables” [68].

“Para Freud la sublimación es el único mecanismo que nunca puede considerarse patológico dado que en tanto todos los demás procedimientos defensivos inconscientes implican represamiento o una desviación de la corriente instintiva, esta desviación no se produce en la sublimación [69].

Para disminuir el sufrimiento, generado por factores que predisponen nuestra genética a la decadencia de múltiples patologías, propongo dar funcionalidad de manera moderna a la técnica de sublimación porque es la cura que “enriquece al yo” [70].

La cura de la que hablaba Freud era la técnica de sublimación usada en el tratamiento “El médico intenta obligarle a ajustar esos impulsos emocionales al nexo del tratamiento y de la historia de su vida, a someterlos a la consideración intelectual y a comprenderlos a la luz de su valor psíquico. Esta lucha entre el médico y el paciente, entre el intelecto y la vida pulsional, entre la comprensión y la demanda de la acción se libra casi exclusivamente en los fenómenos de la transferencia” [71].

La sublimación es un mecanismo de defensa del inconsciente para el bienestar de la homeostasis, por ejemplo: la práctica deportiva intensa, permite evidenciar instintos sublimados en los atletas de alto rendimiento para modificar genes, direccionando la pulsión libidinosa, para curar las partes lesionadas con la práctica diaria y descansar adecuadamente para mejorar el reloj biológico, siendo esto uno de tantos significantes singulares evidentes en los atletas de alto rendimiento.

Inteligencia natural

El ser humano tiene la mayor inteligencia natural, instaurada en la lógica singular de su inconsciente hasta su adolescencia “La inteligencia es una capacidad que cada persona debe desarrollar. Aunque se pueden tener algunos rasgos hereditarios, el entorno puede influir más en cada sujeto; sin embargo, hasta la juventud se hace de manera natural, a medida que transcurre el tiempo escolar” [72].

Los artistas marciales ninjas, vivían una filosofía de muerte, donde aprender a sobrevivir era su primer entrenamiento, según Petrocello “El Arte de defensa Ninja es un cambio total de conciencia que influye en las situaciones a las que se enfrenta, no solo en el combate, sino en la vida misma” [73], su régimen de entrenamiento permitía sublimar el instinto por direccionar la libido a la pulsión de vida, el niño conseguía una agudeza sensorial completa, en este punto Petrocello menciona que “El entrenamiento solía empezar a temprana edad. Debido a esto ellos podían correr más que una persona normal, logrando también saltar más alto y nadar distancias mayores. Todo esto les hacía parecer seres sobrehumanos, especiales de aquellas épocas” [74].

La finalidad de la inteligencia natural, es revelar la funcionalidad inconsciente de cada sentido “Así el artista marcial comprende por medio de su práctica cotidiana y constante, que lo que capta el ojo no es únicamente formas, colores, y acciones superficiales, es también una interdependencia entre el cielo y la tierra, entre lo divino y lo humano” [75].

Agudeza Sensorial

Se define como “la capacidad que poseemos para detectar un estímulo o una señal. Esta agudeza sensorial hace referencia a los estímulos auditivos, táctiles y visuales” [76]. Los sentidos en los antepasados eran más expuestos a la agudeza sensorial y su homeostasis “tendencia del cuerpo a mantener el equilibrio fisiológico compensando su química” [77] orientaba la pulsión libidinosa hacia el eros, permitían a su organismo psíquico sublimar el goce mientras entrenaban placenteramente sus sentidos, desde las artes marciales Petrocello indica que “en cualquier actividad, las personas aceptan un cierto grado de riesgo subjetivamente estimado para su salud, seguridad y otras cosas que valoran, a cambio de los beneficios que esperan obtener de dicha actividad” [78].

Es posible observar en atletas de alto rendimiento la homeostasis direccionada por la pulsión del eros, para transformar la libido o energía con su impulso inconsciente durante la exigencia de los entrenamientos, porque proyectan su mente y su cuerpo a un estado más natural del organismo psíquico, agudizando sus sentidos y niveles de atención, la proyección es “un conjunto de maniobras inconscientes por medio de las cuales el Yo externaliza, atribuye e imputa a otros características de sí mismo” [79]. Conscientemente el atleta sabe que llevar su cuerpo, al mayor límite de intensidad física es un acto inconsciente, pero le permite tolerar mayor agotamiento psíquico y físico. Superar los umbrales básicos permite “alcanzar lo que se conoce con el nombre de umbral mínimo” [80] por direccionar la pulsión libidinosa a nuevos umbrales; en este acto el atleta encuentra significantes singulares más positivos que en un entrenamiento subjetivo.

Estos atletas investigan empíricamente y con ayuda de profesionales, como agudizar sus sentidos y en cada entrenamiento perciben respuestas verdaderas y es porque durante el proceso de la agudeza sensorial, es posible que el psicoanálisis elimine la etiqueta del malestar, viendo al paciente desde los significantes del bienestar, mostrándole la facilidad de crear una cura singular.

Carrera atlética

La carrera atlética se incorpora en este artículo como estrategia no farmacológica que permite la creación de la escala de bienestar psíquico, el punto de encuentro será entre sublimación (direccionamiento de la libido desde la pulsión de vida) y calidad de los significantes singulares después de la actividad física.

En el libro metodología y técnicas de atletismo publicado en 2005 por Joan Rius Sant en la ciudad de Badalona, España, por la editorial Paidotribo; [81] se puede detectar el año en el que el atletismo en la modalidad de carrera popular en ruta, descubre los beneficios para mejorar la calidad de vida y por ende se busca transmitir estos beneficios a la sociedad, mediante la ‘organización del movimiento popular de corredores’ avalados por promover la carrera lenta como profilaxis para las cardiopatías en el año de 1960.

Las personas no hacen atletismo, pero si saben que esta actividad física aeróbica, les permite una cantidad de beneficios en cualquier organismo psíquico, lo complejo es mantener siempre la actitud y la exigencia durante la intensidad del ejercicio, “tan solo si dicho ejercicio es practicado de forma regular y con la intensidad adecuada, contribuirá a mejorar la capacidad funcional global del organismo” [82].

En este mismo libro se encuentra un dato histórico que ilustra el mejor ejemplo de instintos sublimados, por la carrera atlética para mejorar la homeostasis, el ejemplo se da “en el siglo XIX, las carreras de gran fondo proliferan entre profesionales. Un ejemplo de las hazañas de estos corredores la tenemos en Payson Weston, quien a los 70 años tardo 101 días en ir de New York a San Francisco [83].

El interés por emplear en el psicoanálisis la funcionalidad de la carrera atlética apunta a un solo objetivo lograr evidencia del primer principio de suceder psíquico donde el bienestar se consigue con disminuir la cantidad de estímulos a procesar en la psique durante un determinado tiempo y de paso enseñar a correr e identificar cuál de las siguientes dos técnicas usar:

Existen dos formas básicas de correr, la circular y la pendular. La circular se caracteriza por los círculos que trazan la rodilla y el tobillo. En la carrear pendular la rodilla y el tobillo describen un péndulo. En la primera la rodilla y el tobillo realizan un recorrido similar al pedaleo y la pendular, más similar a la marcha. Excepto en carreras y la pendular, más similar a la marcha. Excepto en carreras de gran fondo, la manera ideal de correr es la circular” [84].

Reloj biológico

Mientras esta teoría es leída el tiempo aquí y allá pasa igual en todos los relojes inorgánicos, pero se olvida que la naturaleza ha creado un reloj biológico capas de “generar y sincronizar oscilaciones en las variables biológicas con un periodo de aproximadamente 24 horas” [85] con él se puede comprobar la relatividad de la velocidad que ejerce un organismo psíquico que se mueve en el espacio, permitiendo interpretar la percepción de la tercera ley de newton, la primera ley de la termodinámica y la relatividad especial en la cual Einstein quería decir que “si la velocidad de la luz era siempre constante por muy rápido que uno se moviera, sería necesario un cambio importante en nuestra comprensión del espacio y el tiempo” [86] y entender que también se puede observar patrones que determinen la constante de velocidad en el desplazamiento de los organismos psíquicos.

La primera ley de termodinámica habla de la transformación de la energía o libido que tiene la materia, en este caso donde se observa transformación de la energía es en la materia celular específicamente en las moléculas del ATP, porque “es un complejo enzimático encargado de proveer a la célula la energía necesaria para realizar todos sus procesos vitales” [87] también da la fuerza base para el desplazamiento de un organismo psíquico durante su ciclo vital. El organismo psíquico mantiene una pulsión de vida que permite transformar la libido o energía cuando se expone a la tercera ley de newton donde se “establece que cuando un cuerpo aplica una fuerza sobre otro, este último reacciona con una fuerza de igual magnitud y dirección, pero con sentido opuesto” [88] .Si Newton hubiera subido a una máquina de correr, se podría haber dado cuenta que el organismo psíquico aumenta su movimiento cuando interacciona con la velocidad durante la distancia recorrida en un tiempo determinado; por esto en el experimento se utilizaran máquinas de correr para manejar con exactitud las constates de movimiento, velocidad y transformación libidinal.

La pulsión de vida trabajada por el impulso inconsciente durante la interacción con la fuerza de la máquina, transforma la libido por direccionarla a una nueva meta o umbral; Esto es permitido por el primer principio de la primera ley de termodinámica donde “la energía no se puede crear ni destruir durante un proceso; sólo puede cambiar de forma” [89], en palabras sencillas la energía se transforma por el movimiento “Cuando un cuerpo se mueve, existe una fuerza constante” [90] esto quiere decir que la pulsión de vida es constante y puede aumentar el umbral de la libido con el que se mantiene, para alcanzar esto se debe aumentar la constante del movimiento y transformar la energía desde la pulsión de vida, las células dan de esta manera la fuerza para que el organismo psíquico trabaje los umbrales básicos de su propia fuerza. La anterior información es la base que permite entender la escala de bienestar psíquico.

Objetivo general

Completar el método psicoanalítico con su lenguaje matemático.

Objetivo específico

Demostrar que se puede aumentar la calidad de los significantes singulares en los investigadores analistas y los analizados.

Integrar el método psicoanalítico con el método cuantitativo para crear un nuevo método mixto.

Crear una escala que se encargue de investigar la calidad de los significantes singulares con un modelo matemático.

Metodología

Modelo mixto, con unión del método cuantitativo y psicoanalítico.

La población son los 1873 grupos de investigación que hay en Bogotá Colombia y los criterios para delimitar la muestra, es que los grupos de investigación sean de psicología, esto equivale a 53 grupos, y que los investigadores no hayan hecho actividad física superior a una 1 hora en toda la vida. La muestra representativa se dará después de aplicar la fórmula de tamaño muestral en el tipo de muestreo probabilístico estratificado. Entonces desde el método cuantitativo será un estudio experimental de correlación con diseño pretest, postest y grupo control

Hipótesis: la carrera atlética aumenta la calidad de los significantes singulares en investigadores.

La variable independiente es la intensidad del recorrido en la carrera atlética, y la variable dependiente es la calidad de los significantes singulares:

VI: Carrera Atlética.
VD: Calidad de significantes singulares.

Día 1 = 10 Km
Día 2 = 15 Km
Día 3 = 20 Km
Día 4 = 15 Km
Día 5 = 10 Km
Día 6 = 15 Km
Día 7 = 20 Km
Día 8 = 15 Km
Día 9 = 15 Km
Día 10= 15 Km
Día 11= 20 Km
Día 12= 20 Km
Día 13= 25 Km
Día 14= 15 Km
Día 15= 10 Km

Freud utiliza la asociación libre en la cura por el habla, permitiendo al organismo psíquico evocar el discurso onírico o el de los síntomas presentes en sesión; en esta investigación se rescata la asociación libre, pero evocada en el discurso del atleta iniciado, permitiéndole construir significantes singulares, y al psicoanalista una escala para evidenciar en el organismo psíquico aumento de la calidad de sus significantes singulares.

Pasos para empezar a cuantificar el discurso singular del sujeto, desde el método del psicoanálisis:

En el grupo experimental se aplicará sesión cada 5 días. Durante la primera sesión del grupo experimental, se le pide al sujeto evocar la asociación libre, para que surjan los significantes subjetivos del discurso con el que se identifica el investigador; el psicoanalista deberá iniciarlo como atleta, para finalizar como atleta psíquico de alto rendimiento. De esta manera el sujeto vincula significantes singulares evidentes en la calidad del discurso:

Durante la cura por el habla de la primera sesión, se le instruye al investigador para que aprenda a evidenciar en la conciencia del atleta, la mayor cantidad de significantes singulares, que se pueden percibir durante la intensidad del movimiento, a la que será expuesto como atleta iniciado.

Luego, se pide al organismo psíquico que se suba a la máquina de correr, para aplicar la experimentación correlacional del método cuantitativo, donde el organismo psíquico se expondrá a la carrera atlética con un recorrido de 10 km/1 h, este recorrido variara durante 15 días seguidos, aumentando cada día la intensidad tanto del tiempo como de la distancia; la velocidad se mantendrá constante.

Durante las siguientes 2 sesiones la primera parte durará 10 minutos y se le pide evocar la asociación libre en relación con la carrera atlética experimentada el día anterior, en la segunda parte se inicia el recorrido en la máquina según la distancia y tiempo que corresponda ese día.

Al finalizar los 15 días de exposición, el investigador que expuso su organismo psíquico evidenciara en la última sesión, bienestar físico y mental obtenido durante 240 horas de intensidad física, comprobando la agudeza sensorial; el psicoanalista con estos datos evidencia un porcentaje en la escala de calidad del discurso de significantes singulares de atleta iniciado.

La escala de calidad del discurso del organismo psíquico clasificará su aumento con un porcentaje obtenido de una conversión que se le enseñará en la última sesión.

El atleta iniciado si supera los umbrales básicos de las escalas de la calidad del discurso, aprenderá a extender el tiempo, al que expone su organismo psíquico en la carrera atlética.

Cuando el organismo psíquico después de los 15 días, vuelve a sesión es posible que hable de su propio régimen de entrenamiento, donde lleva un registro de los tiempos de intensidad de la carrera atlética con los que él ha evidenciado mejoras en la calidad del discurso y en su funcionalidad orgánica.

Por último, en cada sesión que vuelve el organismo psíquico con el registro de los tiempos, se le enseña a crear un nuevo umbral de movimiento intensificado en el investigador que ahora es atleta psíquico de alto rendimiento.

Durante la exposición del investigador, como atleta psíquico iniciado, se percatara del cansancio físico en la carrera atlética, despertando la sublimación de los instintos en la dinámica psíquica, que inducen a la necesidad de convencer al cuerpo de que no está cansado, creando nuevos significantes singulares durante la sensación de descanso en el sujeto atleta, para que singularmente se convierta en atleta de alto rendimiento, que usa el cansancio para exponer la agudeza sensorial y acceder a los significantes singulares del inconsciente, esta exposición en la teoría psicoanalítica de Freud se evidencia cuando los significantes singulares se exponen en los sueños, como deseo reprimido.

El grupo control también tendrá sesiones cada 5 días:

En la primera sesión se le pide al sujeto evocar la asociación libre, para que surjan los significantes subjetivos del discurso con el que se identifica el investigador; el psicoanalista deberá inducirlo en cada sesión a aumentar los significantes singulares con relación a su tema de investigación.

El psicoanalista le pedirá al investigador en todas las sesiones, evocar el planteamiento del problema que está investigando, para que por medio de la asociación libre obtengan los significantes singulares que necesita para llegar a la respuesta.

Durante cada sesión se le permitirá al investigador reflexionar sus hipótesis y al mismo tiempo evidenciar si se aumenta la calidad de sus significantes singulares.

Se espera que los investigadores consigan claridad de respuesta y orienten la investigación en la que se encuentran.

Matemática de la calidad del significante singular desde el método cuantitativo:

Para entender cómo funciona la escala se debe tener en cuenta “Los gemelos de Langevin Esto conduce a la “paradoja del reloj”, que más tarde se convertiría en la famosa “paradoja de los gemelos” [91], ilustra un experimento con reloj biológico, movimiento, velocidad de la luz, tiempo y espacio “dos hermanos gemelos, A y B, y uno de ellos, digamos el B, sale en una nave espacial rumbo a una estrella próxima. Tan pronto llega allí, inicia su regreso a la misma velocidad. Desde el punto de vista del A, los relojes de B han retrasado, y A encuentra a B más joven.” [92]. En otras palabras, experimentar la velocidad de la luz permite dilatar el tiempo o volverlo más lento, porque “el reloj del gemelo B sólo han transcurrido 6 años, frente a los 10 años que pasan para el reloj de A” [93].

No solo la velocidad de la luz es relativa “También lo es la duración temporal entre sucesos” [94], el suceso que pretendemos analizar en la escala de bienestar es el de la transformación libidinal que se puede generar por el movimiento en un tiempo determinado, “Dice Feynman en uno de sus famosos libros sobre Física, que lo importante no es cómo se define el tiempo, sino cómo se mide” [95].

La medición que se pretende hacer, empieza transformando la energía libidinal durante un tiempo determinado, alterando la constante de movimiento habitual de 24 horas y creando una nueva. Entonces cada día la libido es transformada por la pulsión de vida y elimina una hora de la constante de movimiento habitual, quedando en 23 horas, y en el nuevo movimiento habitual la energía suma 1 hora transformada, en el segundo día también sucede lo mismo en el movimiento habitual antiguo, pero en el nuevo movimiento habitual ya se han sumado 2 horas transformadas, en 24 días serán 24 horas transformadas equivalentes a 1 día de libido transformada, por lo tanto no se habrán vivido 24 días sino 23 días en movimiento habitual antiguo. Porque la transformación de la energía permite crear 1 dt o un día de libido transformada, gracias a la suma de las 24 horas acumuladas en el nuevo movimiento habitual.

En la escala del experimento se han puesto solo 15 días para alcanzar el día de transformación utilizando aumento en la intensidad de las constantes de movimiento, velocidad y tiempo “El tiempo de la relatividad nos confunde a menudo con rompecabezas como este, cuyo sentido paradójico se desvanece cuando nos damos cuenta de que el tiempo depende del camino” [96].

Experimento

Alargar la vida corriendo no parece una solución muy atractiva para la mayoría, pero pude hacer parte del secreto para encontrar la cura singular. Por eso para que la investigación sea objetiva los grupos que se exponen, durante 15 días a la práctica intensificada de la carrera atlética, serán investigadores de psicología que irán cada 5 días a sesión psicoanalítica con carrera atlética y tendrán un grupo control que solo ira a sesión cada 5 días, de esta manera se busca evidenciar la alta calidad de los significantes singulares, que pueden estar presentes en los investigadores al finalizar el experimento y no tan presente en los investigadores que solo iban a sesión sin exposición a la intensidad física de la carrera atlética.

La exposición será en una máquina de correr y con una velocidad constante de 10km/1h donde cada día, la intensidad tanto del recorrido como del tiempo variará, sin día de descanso:

Día 1 = 10 Km
Día
2 = 15 Km
Día
3 = 20 Km
Día
4 = 15 Km
Día
5 = 10 Km
Día
6 = 15 Km
Día
7 = 20 Km
Día
8 = 15 Km
Día
9 = 15 Km
Día
10= 15 Km
Día
11= 20 Km
Día
12= 20 Km
Día
13= 25 Km
Día
14= 15 Km
Día
15= 10 Km

La suma total de kilómetros durante los 15 días de la experimentación es: 240 km, que equivalen a 24 horas de libido transformada por actividad física intensa (1dt) en otras palabras un día transformado.

Al finalizar la sesión del día 15 se le enseña al grupo experimental, como calcular la escala de bienestar y hacer la conversión.

10km/1 h
240km=24h=24d=1dt
480km=48h=48d=2dt
960km=96h=96d=4dt
1920km=192h=192d=8dt
3840km=384h=384d=16dt
7680km=768h=768d=32dt

A continuación, se presenta la conversión de kilómetros de la distancia recorrida por un investigador en 15 días

(dt): días transformados
(km): kilómetros
(h): horas
(d): días

En la escala de 10km/1h, evidencia que 1dt o un día de libido transformada, se obtiene con 240 km recorridos en 24 días. En el experimento se piensa conseguir que 15 días de movimiento habitual antiguo se conviertan en 14, porque en el nuevo movimiento habitual hay 1 dt. Gracias al aumento de las constantes.

Tiempo del Nuevo Movimiento habitual

Tiempo del Antiguo Movimiento habitual

1 dt en 24 d

23 d

1 dt en 15 d

14 d

Si se consigue este día transformado en el experimento, ¿los investigadores notarán un aumento en la calidad de sus significantes singulares para procesar la información con más claridad y avanzar en sus investigaciones? Esta y otras preguntas serán respondidas en la segunda parte de la ciencia psíquica donde se hablará de los resultados y de la posibilidad de completar el psicoanálisis con su lenguaje matemático.

Referencias

* Jairo Baez, correo institucional: jbaez@libertadores.edu.co

1 MIDGLEY, 2006 citado por MARTÍNEZ SALGADO Carolina. Investigación cualitativa y psicoanálisis. Investigación cualitativa 4(1) 2019, p. 14.

2 JARDIM, Luciane Loss y ROJAS HERNÁNDEZ, María Del Carmen. Investigación psicoanalítica en la universidad. Campinas: Estudios de Psicología, 2010, p. 532.

3 FERNÁNDEZ 1999, citado por JARDIM, Luciane Loss y ROJAS HERNÁNDEZ, María Del Carmen) Investigación psicoanalítica en la universidad. Campinas: Estudios de Psicología, 2010, p. 532.

4 KAKU, Michio. Fisica de lo imposible. Randon Hause Mondador SAS, 2012. p. 309.

5 KAKU, Michio. Ibid., p. 43.

6 KAKU, Michio. Ibid., p. 43.

7 KAKU, Michio. Ibid., p. 30.

8 JARDIM, Luciane Loss y ROJAS HERNÁNDEZ, María Del Carmen. Op cit., p. 533.

9 CÁTEDRA FREUDIANA Y LACANIANA SINALOENCE. Seminario el psicoanálisis y La investigación en la universidad Parte 1. Sinaloa: Youtube, Universidad Autónoma de Sinaloa. (1 de mayo de 2017). 3:36 minutos. [consultado: 2 de septiembre del 2020]. Disponible en: https://youtu.be/ejP2IOtZa3g

10 BRAINSKY, Simón. Manual de psicología y psicopatología dinámicas, Pluma, 1984, p. 26.

11 BRAINSKY, Op cit., p. 25.

12 BRAINSKY, Ibid., p. 24.

13 BRAINSKY, Ibid., p. 22.

14 JARDIM, Luciane Loss y ROJAS HERNÁNDEZ, María Del Carmen. Op cit., p. 534.

15 BRAINSKY, Op cit., p. 85.

16 JARDIM, Luciane Loss y ROJAS HERNÁNDEZ, María Del Carmen. Op cit., p. 533.

17 BRAINSKY, Op cit., p. 78.

18 JARDIM, Luciane Loss y ROJAS HERNÁNDEZ, María Del Carmen. Ibid., p. 534.

19 JAY, 1995; FROMM, 1973, 2012 citado por MARTíNEZ SALGADO Carolina. Investigación cualitativa y psicoanálisis. Investigación cualitativa 4(1) 2019, p. 7.

20 BRAINSKY, Ibid., p. 35.

21 BRAINSKY, Ibid., p. 35

22 BRAINSKY, Ibid., p. 37.

23 BRAINSKY, Ibid., p. 37.

24 BRAINSKY, Ibid., p. 140.

25 BRAINSKY, Ibid., p. 37.

26 BRAINSKY, Ibid., p. 37.

27 LATINJAK, Alexander. Aprendizaje implícito y explícito: entre el hacer y el comprender. Universidad de Girona, 2014, p. 67.

28 BRAINSKY, Op cit., p. 34.

29 BRAINSKY, Ibid., p. 33.

30 GONZÁLEZ REY, Fernando, et al. Por uma espistemologia da subjetividade: um debate entre a teoria socio-historica e a teoria das representacoes sociais. En: Casa do Psicólogo, 2002, p. 22.

31 BRAINSKY, Op cit., p. 74.

32 FREUD, 1905; et. al., citado por BORNHAUSER, Niklas, OCHOA Diego. Los derroteros de la sublimación en la obra freudiana. Revista de la asociación española de neuropsiquiatría, 2012, p.759.

33 BRAINSKY, Op cit., p. 38.

34 BRAINSKY, Ibid., p. 39.

35 BRAINSKY, Ibid., p. 48.

36 BRAINSKY, Ibid., p. 39.

37 BRAINSKY, Ibid., p. 48.

38 BRAINSKY, Ibid., p. 43.

39 BRAINSKY, Ibid., p. 54.

40 BRAINSKY, Ibid., p. 44.

41 LATINJAK, Alexander. Op cit., p. 62.

42 BRAINSKY, Op cit., p. 53.

43 BRAINSKY, Ibid., p. 53.

44 BRAINSKY, Ibid., p. 54.

45 BRAINSKY, Ibid., p. 54.

46 BRAINSKY, Ibid., p. 38.

47 BRAINSKY, Ibid., p. 44.

48 FENICHEL, citado por BRAINSKY, Simón. Manual de psicología y psicopatología dinámicas, Pluma, 1984, p. 23.

49 BRAINSKY, Op cit., p. 55.

50 BRAINSKY, Ibid., p. 58.

51 BRAINSKY, Ibid., p. 58.

52 BRAINSKY, Ibid., p. 60.

53 BRAINSKY, Ibid., p. 60.

54 BRAINSKY, Ibid., p. 61.

55 BRAINSKY, Ibid., p. 61.

56 BRAINSKY, Ibid., p. 62.

57 BRAINSKY, Ibid., p. 62.

58 BRAINSKY, Ibid., p. 61.

59 BRAINSKY, Ibid., p. 61.

60 BRAINSKY, Ibid., p. 82.

61 BRAINSKY, Op cit., p. 100.

62 BRAINSKY, Ibid., p. 109.

63 BRAINSKY, Ibid., p. 111.

64 BRAINSKY, Ibid., p. 100.

65 KAKU, Op cit., p. 310.

66 BRAINSKY, Op cit., p. 109.

67 TORRES SOLER, Luis Carlos y VARGAS SÁNCHEZ, Germán Gonzalo. Ejercicios para la inteligencia natural y artificial. Universidad El bosque. Bogotá, 2019 p. 12.

68 BRAINSKY, Op cit., p. 149.

69 BRAINSKY, Ibid., p. 149.

70 BRAINSKY, Ibid., p. 150.

71 SIGMUND, Freud, 1912/1994; CASTIEL, Sissi. (2010). Sublimación y clínica psicoanalítica. Periódicos electrónicos en psicología, p. 27.

72 BRAINSKY, Op cit., p. 143.

73 PETROCELLO, Christian. Ninjutso. Buenos Aires: Kier, 2006. p. 19.

74 PETROCELLO, Ibid., p. 33.

75 PETROCELLO, Ibid., p.121.

76 GARCÉS ALBORNOZ, Libia Mirella y FERNÁNDEZ, Hector. Ibid., p. 12.

77 PETROCELLO, Ibid., p. 34.

78 PETROCELLO, Ibid., p.105.

79 PETROCELLO, Ibid., p. 33.

80 MADRID PÉREZ, Juan Antonio; ROL DE LAMA, Angeles, Ritmos, relojes y relojeros. Una itroducción a la cronología. Eubacteria, n° 33 (2015). Murcia, p. 1.

81 Rius Sant, Joan; Metodologia y Tecnicas de Atletismo. Revista Paidotribo. Badalona, España, 2005, p. 15.

82 GARCÍA-MOLINA, V.A.; CARBONELL-BAEZA, A.; DELGADO-FERNÁNDEZ, M; Beneficios de la actividad física en personas mayores. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, vol. 10 (40), 2010. p. 559.

83 RIUS SANT, Joan; Op cit., p. 19.

84 RIUS SANT, Joan; Ibid., p. 34.

85 PETROCELLO, Christian. Ninjutso. Buenos Aires: Kier, 2006. P 139.

86 CANO ESTRADA, Araceli; GONZÁLEZ HALPHEN, Diego. F1f0-ATP Sintasa y sus Diferencias Estructurales. Universidad Autónoma de México, Mexico D.f, 2011. p. 98.

87 FERREIRA, José; RODRÍGUEZ, Romel. Efectividad de las actividades experimentales demostrativas como estrategias de enseñanza para la comprensión conceptual de la tercera ley de Newton en los estudiantes de fundamentos de Física del IPC. Revista de investigación, vol. 35, núm.73, 2011, p. 73.

88 BAIDAL BUSTAMANTE, Eduardo Francisco. Enseñanza de la primera ley de la termodinámica utilizando la estrategia metodológica de la evaluación formativa [en línea] Magister en enseñanza de la física. Guayaquil ecuador: Escuela superior politécnica del litoral. Facultad de ciencias naturales y matemáticas. Departamento de física. 2016. p.31. [consultado: 10 de octubre de 2020].

89 BAIDAL BUSTAMANTE, Eduardo Francisco. Ibid., p. 25.

90 KAKU, Op cit., p. 240.

91 GALINDO TIXAIRE, Alberto. Relatividad, Tiempo Y Asuntos De Gravedad. Rev. R. Acad. Cienc. Exact. Fis. Nat. (Esp), Vol. 100, N°. 1, pp. 141-155, 2006, p. 146 VI Programa de Promoción de la Cultura Científica y Tecnológica. Departamento de física teórica. Facultad de ciencias físicas. universidad complutense. 28040 Madrid. España [consultado: 10 de enero de 2021].

92 GALINDO TIXAIRE, Alberto. Ibid., p. 146.

93 GALINDO TIXAIRE, Alberto. Ibid., p. 147.

94 GALINDO TIXAIRE, Alberto. Ibid., p. 143.

95 GALINDO TIXAIRE, Alberto. Ibid., p. 145.

96 GALINDO TIXAIRE, Alberto. Ibid., p. 147

Referencias bibliográficas

BAIDAL, E. (2016): Enseñanza de la primera ley de la termodinámica utilizando la estrategia metodológica de la evaluación formativa. Escuela superior politécnica del litoral. Guayaquil. Ecuador.
BRAINSKY, S. (1984): Manual de psicología y psicopatología dinámicas. Bogotá: Pluma.
CANO, A. y GONZÁLEZ, D. (2011): F1F0-ATP, Sintasa y sus diferencias estructurales. Universidad Autónoma de México, pp. 98-108. México.
CÁTEDRA FREUDIANA Y LACANIANA SINALOENCE. Seminario el psicoanálisis y La investigación en la universidad, Parte 1 [vídeo]. Sinaloa: Youtube, Universidad Autónoma de Sinaloa. (1 de mayo de 2017). 3:36 minutos. [consultado: 2 de septiembre del 2020].
FERREIRA, J. y RODRÍGUES, R. (2011): Efectividad de las actividades experimentales demostrativas como estrategias de enseñanza para la comprensión conceptual de la tercera ley de Newton en los estudiantes de fundamentos de Física del IPC. En Revista de investigación, vol. 35, núm. 73, mayo-agosto, 61-84. Venezuela.
BORNHAUSER, N. y OCHOA, D. (2012): Los derroteros de la sublimación en la obra freudiana. En Revista de la asociación española de neuropsiquiatría, 32 (116), 757-769. Santiago.
CASTIEL,S. (2010). Sublimación y clínica psicoanalítica. En Psicol. Cienc. Prof. n° 1, marzo, 22-31. Brasilia.
GAETA GONZÁLEZ, L. y GALVANOVSKIS KASPARANE, A. (2009): Asertividad: un análisis teórico empírico. En Enseñanza e investigación en psicología. 2, julio-diciembre, 403-425. Xalapa.
GALINDO, A. (2006): Relatividad, tiempo y asuntos de gravedad. En Rev. R. Acad. Cienc. Exact. Fis. Nat. n° 1, 141-155. Madrid.
GARCÉS ALBORNOZ, L. M. y FERNÁNDEZ, H. (2015): Lateralidad y agudeza sensorial en niños de primer grado con repitencia escolar. Universidad internacional de La Roja. Bogotá.
GARCÍA-MOLINA, V. A.; CARBONELL-BAEZA, A.; DELGADO-FERNÁNDEZ, M. (2010): Beneficios de la actividad física en personas mayores. En Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte vol. 10 (40), 556-576. Madrid.
JARDIM, L. y ROJAS, M. (2010): Investigación psicoanalítica en la universidad. En Estudios de psicología, n° 4, octubre-diciembre, 529-536. Campinas.
JAY, 1995; FROMM, 1973, 2012 citado por MARTÍNES, C. (2019): Investigación cualitativa y psicoanálisis. En Investigación cualitativa n° 1, 5-21.
KAKU, M. (2012): Física de lo imposible. Bogotá: Randon House Mondador SAS.
LATINJAK, A. (2014): Aprendizaje implícito y explícito: entre el hacer y el comprender. Universidad de Girona.
LOMBARDI, G. (2000): Tres definiciones de lo real en psicoanálisis. Buenos Aires.
MADRID, J. y ROL DE LAMA, . (2015): Ritmos, relojes y relojeros. Una introducción a la cronología. En Eubacteria, n°33, 1-7. Murcia.
PETROCELLO, C. (2006): Ninjutso. Buenos Aires: Kier.
QUISPE, J. y FORA, W. (2020): Configuración subjetiva de las concepciones del mundo de un curandero, sacerdote, filósofo, biólogo y psicólogo. Arequipa: Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa.
RAMIS, J. P. (2005): Reflexiones sobre el transfondo político en el juicio contra Sócrates. Mendoza: Atenea.
RIUS SANT, J. (2005): Metodología y Técnicas de Atletismo. Badalona: Paidotribo.
TORRES SOLER, L. C. y VARGAS SÁNCHEZ, G. G. (2019): Ejercicios para la inteligencia natural y artificial. Universidad El bosque. Bogotá.